18 febrero 2016

Cómo montar el negocio de vuestros sueños (parte II)

Desgraciadamente, montar el negocio de vuestros sueños no es siempre algo fácil, pues un negocio requiere dinero, etc., así que vamos a ver cómo puedo ayudaros.

La respuesta rápida realmente, vendría a ser la misma que la otra vez, por cierto: con un blog ;)

Y de hecho si alguien se perdió el anterior post, le recomiendo que lo lea cuanto antes. Esta mal decirlo, porque lo he escrito yo, pero creo que es un post muy bueno. Pensad que ese truco os ayuda a conseguir un trabajo incluso aunque no estéis cualificados para ello sobre papel ;)


Ahora bien, si lo que queréis es montar vuestra propia empresa en lugar de trabajar para otro, la cosa parece que cambia un poco, porque ya no es cuestión de demostrar al entrevistador que haríamos un buen trabajo.

Vamos a ver cómo podemos usar un blog entonces para poder montar el negocio de nuestros sueños :)

Usar un blog para montar vuestro negocio ideal

Decía entonces en ese post, que para conseguir un trabajo lo que debíamos hacer era demostrar a la empresa que haríamos un buen trabajo.

Sin embargo, para montar nuestro negocio ideal, lo que vamos a necesitar es dinero y gente.

Dejadme que me explique:

1) Dinero, porque pocos negocios guays se levantan sin un duro

Y es que digo yo que la mayoría de negocios que tengáis en mente, serán algo guay, ¿no?

Lo normal es que si uno sueña, sueñe a lo grande, de modo que si sueña con tener una tienda, soñará con una tienda enorme y preciosa en una calle principal y llena de productos, no con un zulo sin luz y con mobiliario viejo y con poco stock porque no tiene dinero para hacer un gran pedido inicial. ¿Me equivoco?

2) Gente, pues un negocio consiste en que otras personas paguen por lo que ofrezcamos

Los negocios (o los negocios que van bien, claro, porque no queremos un negocio que dé pérdidas) consisten en que otras personas quieran pagar por aquello que ofrezcamos. Y claro, esto tiene su cosa, pues no sólo hay que mostrar a esas personas que aquello que queremos venderles merece la pena, sino que debemos primero encontrar a esas personas futuras compradoras.

¡Vamos a ver cómo hacer todo esto con un blog!

1) Conseguir dinero

Hay gente que parece que tiene en la cabeza que para emprender va a tener que mega-endeudarse, y no es así. Es más, es lo que hay que hacer es evitarlo a toda cosa.

Yo soy partidaria de invertir, esto lo sabéis, porque sin inversión es muy difícil lanzar un buen producto (por producto no me refiero a producto físico específico, sino en general), pero eso no quiere decir que no podamos comenzar por lanzar en mínimo producto posible.

Un buen producto, pero en pequeñito.

Mirad, volviendo al ejemplo de la tienda... vamos a ver las diferencias entre los distintos tipos de inversión que requeriría una pequeña tienda:

Tienda A

Aunque yo no sé coser, he encontrado unas telas ideales y he encargado a una chica que me haga unos neceseres. Me cobra la unidad a 5 euros solo, y por tanto he decidido venderlos en mi tienda blogger.


Inversión total: unos pocos cientos de euros.

El gasto de esto realmente sería el diseño del blog en sí, más la tela y la mano de obra.

Respecto al blog, si por ejemplo compráis uno prediseñado mío os saldría tan solo 199 euros. Por supuesto, podéis aprender vosotras, pero entre pitos y flautas, vais a acabar gastando más dinero que si lo compráis (y eso por no hablar del tiempo perdido).

El tutorial para crear una tienda en blogger, lo tenéis aquí totalmente gratis.

Tienda B

En lugar de querer vender 9 o 12 modelos de neceseres, quiero vender más, y quiero vender muchas más cosas además, no sólo neceseres. Quiero una tienda online con miles de cosas bonitas, porque yo soy de Bilbao y me gusta hacer todo a lo grande.

Busco un mayorista que me venda cosas de Cath Kidston, Green Gate y todas las marcas que me gustan, y además, encargo una super web.


Una monada, desde luego, para sentirse orgullosa.

Lo único, ¿la inversión? Miles de euros.

Ya sólo por la tienda, hablamos de 5.000 euros como mínimo, y luego también hay que comprar stock de productos.

Tienda C

Ni online ni nada, yo siempre he querido una tienda física. En el barrio de Salamanca como mínimo.


¿Inversión? Pues echad la cuenta.

Entrada del local, 6.000 €. Proyecto, 3.000 €. Obras, otros 3.000 €. Mobiliario, 8.000 €. Por ahora vamos 20.000.

Si a eso le sumamos el género, se nos pone, como poco, en 25.000, y entre que le sumamos algún otro gasto y tenemos algo de dinero para los dos primeros meses del local como poco... al final hablamos de 30.000 euros de inversión.

¿Veis la diferencia? 200 euros versus 30.000.

Entonces, lo suyo sería siempre comenzar por lo mínimo posible. La versión más pequeña de vuestro sueño. Si mi sueño es tener una cadena de tiendas como Uno de 50, debería comenzar, no por abrir una tienda, sino por diseñar unos pocos modelos y venderlos en nuestro blog

Porque abrir una tienda online siempre va a ser más barato que abrir una tienda física, y poner unas cosas a la venta en un blog siempre va a ser más barato que montar una supertienda online.

Por qué nos ayuda un blog: 

Comenzando con un blog... no tenemos que conseguir dinero, porque no requiere dinero. Y sin embargo, el dinero ganado... lo vamos ahorrando. Lo ideal sería gastar solamente una parte de lo ganado e ir ahorrando lo demás. Si ganáis 1.000, imaginad que habéis ganado 500 y usad solo eso, lo demás, a ahorrarlo.

De este modo, ese dinero lo podremos reinvertir en el negocio, y tras comenzar vendiendo en el blog, podremos montar una tienda online grande con más artículos, y luego podremos abrir una tienda física pequeñita en una calle secundaria si eso era lo que queremos, y luego una más grande en la calle Serrano, etc.

2) Conseguir gente

Un negocio, sea online o sea físico o sea en la luna, necesita vender para que vaya bien. Si no hay ventas o no entra dinero, no hay negocio.

Y, por supuesto, si una persona abre una tienda en Internet, en www.estaesmitiendita.com, puede que no la encuentre ni el tato y no venda, pero al menos no se habrá gastado una pasta previamente, así que no será tan trágico. Por el contrario, si una persona abre una tienda física y se ha gastado 25.000 euros de entrada, sin contar que el alquiler serán 3.000 eurazos al mes si es en el barrio de Salamanca, y entre 500 y 1.000 si es en otra zona, tanto si vende como si no vende... la cosa se complica. Porque esto pasa, señores, hay gente que abre tiendas pensando que van a vender mucho... ¡y luego no venden!

Tener un blog con una tiendita, por el contrario, nos evita esta posible catástrofe, por dos cosas:

a) El blog nos ayuda a darnos a conocer, de modo que cuando abramos nuestra tienda, ya haya gente que sepa quienes somos y con ganas de venir a comprarnos

Como decía un día, no es lo mismo abrir un deli en Londres y ya, esperar que la gente lo vea al pasear por la calle y entre, que ser Deliciously Ella, tener casi un millón de seguidores de los que como mínimo el 20 o 30% serán de Londres, y saber que esas 100.000 o 200.000 personas querrán ir o comprar en tu deli.

b) Porque si, además, hemos vendido previamente desde el blog, sabremos ya si el producto se vende o no se vende, si gusta o no gusta, etc.

Si publicamos recetas y fotos de comida sana, y éstas reciben miles y miles de me gustas por foto, pues siempre que luego en la vida real estén ricas y tengan unos precios razonables, pues tendrán éxito.

Si vendemos bolsos, mejor poner unos pocos modelos online y ver si se venden o no, si gustan o no, qué feedback nos dan los clientes, etc. que preparar 20 modelos, y 10 unidades por modelo listos para tener en la tienda, y que luego no gusten y no se vendan.

Por qué nos ayuda un blog: 

Porque un blog es, de por sí, una herramienta de promoción, de modo que una vez de que tenemos la tienda, no necesitamos matarnos (y arruinarnos) a hacer publicidad, puesto que si lo hemos hecho bien, tendremos seguidores en el blog, y siempre que nuestro producto tenga sentido y esté relacionado con lo que hablamos en el blog, lo más probable es que a nuestros lectores les interese, y por tanto ya tengamos clientes automáticamente como quien dice :)

¿Queréis que veamos algunos ejemplos?

Como la otra vez, voy a usar ejemplos reales de los que me dejasteis en facebook diciéndome cuál es vuestro negocio ideal (la otra vez usé trabajos en los que os contrataría alguien).

1. "Tener mi propia pastelería"

Pues seguro que ya conocéis a alguna blogger que tiene ahora una pastelería. Yo a dos ;)

Lo primero, pensad que un blog, os sirve como forma de aprendizaje. Yo no sé lo mismo de blogs ahora que cuando comencé, ahora sé mucho más. Y veo las fotos y recetas de bloggers de repostería de cuando empezaron y ahora, y también suele haber diferencia, de modo que tener un blog un tiempo antes de abrir una pastelería, os viene fenomenal.

Segundo, pensad en lo de los clientes que veíamos antes. ¿Por qué la tienda de Alma va bien? ¡Porque la gente va a comprar a su tienda porque es suya! Y, estoy segura, de que si abriera una pastelería, le iría estupendamente también, porque aparte de la gente que pueda entrar al ver la tienda si es que la pone en una calle con tránsito, todas las personas que ya le conocen por su blog, querrían ir a comprar ahí.

Y tercero, porque teniendo un blog antes de abrir directamente, siempre podemos ganar algo de dinero a través de una inversión mucho más pequeña, y así no tener que endeudarnos si es que no tenemos los 20.000 o 30.000 euros que podríamos gastarnos en montar un negocio.

2. "Mi propia empresa de organización de eventos"

Aunque especializada en bodas concretamente... seguro que conocéis el caso de Bodas de Cuento.

Comenzaron su blog en 2009, y gracias a él fueron atrayendo cada vez más novias, que les fueron contratando para organizar su boda.

Y sí, por supuesto que se puede comenzar un negocio de organización de bodas u otros eventos sin tener un blog; se puede ir a ferias o exposiciones, anunciarse en prensa, etc. pero todo esto requiere un dineral, mientras que un blog es una forma de promoción gratuita.

Bodas de cuento creció y creció, y ahora tienen más de cien mil seguidores en instagram, un libro publicado por Planeta, cientos de bodas a sus espaldas, dos oficinas, y cursos de wedding planner para otra gente. ¡Yo estoy segura de que sin el blog, no hubieran logrado todo esto tan rápido ni de broma!

El poder de Internet es enorme, porque mientras que si vamos a el Expobodas de nuestra ciudad, solamente nos va a encontrar gente de nuestra ciudad que puede acudir al evento, teniendo un blog, nos puede encontrar gente tanto de Amería como de La Coruña, además de gente que tiene agendas apretadas o el fin de semana de Expobodas estaba fuera, etc. Y esto sin volver a mencionar que tener un blog es gratis y exponer en una feria no suele ser barato.

Yo creo que tener un blog es una forma estupenda de conseguir clientes para una empresa de organización de eventos, porque ven los eventos pasados que se han organizado, haciéndoles ver lo buenos que somos y ¡que estarían locos de no contratarnos!

3. "Tener mi propia editorial"

A ver, este es que es un negocio muy ambicioso... Tener una editorial supone, no solo un dineral, pero también, si queréis que vaya bien claro, un conocimiento del medio y unos contactos.

Uno va a necesitar hablar con distribuidoras, pues muchas tiendas se niegan a comprar directamente a editoriales, va a tener que tener contactos también en prensa y demás para poder promocionar la obra, etc., etc., etc., de modo que pienso que "tener mi propia editorial" es un sueño estilo "me hubiera gustado nacer con el físico de Giselle Bündchen", pero no algo que vayamos a hacer nada activamente por conseguirlo.

Si realmente alguien quisiera montar una editorial, ahí he de reconocer que creo que un blog, no ayudaría especialmente. Puede ayudarte a conseguir autores quizá y también te puede ayudar luego con la promoción, pues podrás vender a tus propios lectores (si creas una editorial que solo publica libros de negocios por ejemplo y tu blog es sobre negocios, pues tus lectores del blog serán potenciales clientes de los libros de tu editorial) y también habrás entablado relaciones con otros bloggers que podrán ayudarte con la difusión, pero en general yo creo que trabajar en una editorial previamente y aprender todo el negocio, sería más sensato.

Eso, y tener un dineral. Para montar una editorial se necesita tal dinero, que conseguirlo poquito a poco no lo veo tan fácil como con tener una tiendita online, luego una tiendita más grande, luego una tienda física pequeñita, etc.

4. "Dedicarme a la fotografía de mascotas y educación canina"

Desde luego, para esto, un blog es casi fundamental. Sí, podemos tener una tienda a pie de calle, pero dudo que nos entren cientos de clientes al día. En cambio, con un blog, lo tenemos facilísimo para atraer clientes.

De hecho, cuando yo he necesitado fotos de algo he contactado, precisamente, con fotógrafas/bloggers, porque gracias a su blog he conocido su trabajo :)

Se puede comenzar haciendo fotos de mascotas en la calle, de modo que la inversión inicial consista solo en una cámara buena, y e ir ahorrando lo ganado o parte de lo ganado de cara a poder alquilar un estudio algo más adelante. Luego, con lo ganado y en ese mismo estudio, siempre se pueden organizar talleres de educación. Seguro que la mayoría de talleres de cosas que conocéis hoy en día, bien sea cocina, caligrafía o lo que sea, son de algún o alguna blogger. ¿O no?

Eso sí, en todo blog es importante tener en cuenta lo aprendido en Cómo promocionar tu blog. Un blog no nos servirá para atraer clientes si nos dedicamos a colgar lo que hacemos. Contar que hemos organizado la boda de Pepita, luego la de Fulanita o poner las fotos que le hemos hecho a Fofó y las fotos que le hemos hecho a Milú, no nos van a llevar a ningún lado. Esas fotos, son geniales para de vez en cuando, para así mostrar vuestro trabajo, pero hay que hacer algo para atraer gente. Hay que escribir pensando con la cabeza, porque si no estaremos escribiendo un blog para nada, y en vez de ser una forma de promoción gratuita, será una pérdida de tiempo ;)

Qué hacer ahora:

Entonces... no le deis más vueltas y si no lo tenéis ya, abrid un blog cuanto antes. Tanto si queréis trabajar para otro como si queréis montar un negocio, abrir un blog es siempre el mejor paso.

Y sí, sé que estaréis pensando que tiene gracia que diga yo esto justo ahora que lo dejo. Y lo hago porque yo comencé mi blog sin tener en mente ya qué es lo que quería montar. Me explico, si yo quisiera ahora abrir ahora un restaurante en Londres, este blog no me ayudaría de mucho, de modo que tenerlo o no, no me aporta gran cosa.

Pero quiero decir que a pesar de lo que quiero hacer ahora no tiene nada que ver con mi blog y por tanto no me ayuda, yo no sería capaz de montarlo sin haber tenido este blog, porque he aprendido HORRORES con él. Cada negocio es una experiencia y en un blog tenemos que hacer tantas cosas, que todas esas habilidades nos servirán. Y más también porque a día de hoy es normal que levantemos un negocio gracias a una presencia online, y yo he aprendido de diseño, de conversiones, de publicidad online y de mil cosas que no me entrarían ni en cinco párrafos casi.

Si pensáis ahora cuál es vuestra meta final, un blog os puede llevar derechitos a ello. Y si aun no lo tenéis claro, como yo hace tres años, empezad uno de otra cosa. No me habrá llevado derechita a mi meta, pero he aprendido mucho y también además me ha dado dinero y una forma de vida estupenda estos tres años y pico. Además también me ha dado la confianza de ir a por un negocio mucho más grande, que sin este éxito a mis espaldas, probablemente no me hubiera atrevido.

Mil besos y, de verdad, ¡espero que se cumplan todos vuestros sueños!

Nos vemos la semana que viene, en la que entre otras cosas, os hablaré de Slack y os daré instrucciones para apuntaros al grupo del cuaderno sabelotodo.

Muuuuuuuuahhhh, 

Blogger | Email  | RSS Bloglovin' | Feedly 

11 comentarios:

  1. Si, tienes razon que montar un proyecto online no cuesta nada, pero hay que invertir un poco en la promocion, a mi cada dia me gusta mas trabajar online.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olga! Por supuesto que hay que trabajar en la promoción. Es que si no hubiera que trabajar... sería el negocio del siglo jiji.

      Pero lo bueno que tiene es que la promoción online, aunque sea trabajosa, es mucho menos que la promoción offline, y también menos costosa. Compara tener que escribir posts, pensar una iniciativa o algo que atraiga atención, etc. con buscarte la vida para ver cómo poner un anuncio en la radio o en una revista, etc.

      Compara también el coste de anunciarte en facebook por ejemplo, llegando al tipo de gente que quieres llegar (mujeres, entre tales y tales años, etc.) que con poner un anuncio en una revista!

      Yo creo que darse a conocer online, es muuucho más fácil, rápido y barato que offline sin lugar a dudas! La cosa es que, precisamente por su facilidad, cada vez hay más competencia y por tanto también cada vez es más difícil destacar. Pero nada que no se solucione con hacer un buen trabajo y ser las mejores en aquello a lo que nos dedicamos! (o de las mejores ;)

      Un besote, gracias por comentar siempre :)

      Eliminar
  2. Como voy a extrañarte Blanca!!
    QUe lindos siempre son tus consejos y q motivadores! Tengo un blog ya hace un año y estoy empezando a armar una tiendita online porque considero que puedo mechar ambas cosas. Mi unico problema es que todavia tengo miedo de largar mi laburo fijo que paga el alquiler y la comida por ir detrás de este sueño. Conclusión termino muerta de sueño y ahora con tendinitis en una mano de tanto diseñar y editar fotos, jaja...
    Pero gracias! Aprendí muchísimo estos años de vos. Simplemente GRACIAS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que eso que te pasa, Bárbara, es normal y es sensato. Lo que hago yo, es precisamente lo que no hay que hacer jajaj. Mi modo de pensar es que si me tiro a la piscina, no me quedará más que hacerlo funcionar, que no podré fallar, pero eso... no es lo sensato jajaj.

      En tu caso, trata de ahorrar lo máximo posible, de modo que si lo dejas, por lo menos tengas un colchón que te dé para tu alquiler y otros gastos fijos para 6 meses por lo menos... 1 año si te sintieras más segura.

      Si no, otra opción también es tratar de trabajar a media jornada, bien en tu trabajo actual o bien en otro trabajo parecido si en tu actual empresa no te ofrecen la posibilidad de trabajar menos horas. De ese modo, no necesitas que tu negocio vaya tan bien, pues ya tienes algo de dinero por tu trabajo por cuenta ajena.

      Lo importante es que hagas tus números y te sientas segura, no hay prisa tampoco. Sin prisa pero sin pausa se suele decir ;)

      Un besote!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Jajaj, gracias Ruth!

      Cuando lo hagas, te vienes a leer un post antiguo.

      Y me quedaré por facebook hasta mediados de año o así :)

      Besote!

      Eliminar
    2. Aunque no comente Blanca, te leo...es de los pocos blogs que leo a diario, h es que te debo mucho, ya que fuiste tú la que hace tres años me enseñó a tener un blog más bonito con tus cursos...es verdad que ahora te lo encargaría para no perder mucho tiempo en hacerlo, que yo tengo que coser.
      Y no te vayas.....
      Besos
      by Ana Minaya

      Eliminar
  4. YO estoy en ello contigo. Gracias por tus aportaciones! lástima haberte encontrado tan tarde

    ResponderEliminar
  5. Mi novio y yo tenemos una tienda online desde hace como 3 años y hasta ahora no nos ha ido muy bien, por mucho que le hacemos publicidad. Gracias por los consejos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Blanca,
    Hace tiempo que te sigo tanto a ti como a May, sois geniales las dos.
    Estos haciendo varios cursos tuyos, como dices tu, o me tiro a la piscina o me tiro a la piscina, hay que intentarlo siempre.
    Tengo una afición que es la pintura, y no lo que no sé por donde empezar, tengo un bloqueo mental y no hay manera de que encuentre un tema de salida, porque hay tantos.
    Que tengas un buen viaje en esta nueva andadura que te espera...
    Con frecuencia pensamos en negativo cuando vamos a empezar algo, a veces es más dificil todavía empezar, tirarte al vacío, yo soy de las que piensan que el "no" ya lo tengo, pero y si dicen que "si", sería la rebomba....
    Que te vaya todo bien...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Blanca, te sigo desde hace un par de años o así, y alguna vez te dije que este blog me encanta, y de él he aprendido muchísimas cosas. Es uno de los pocos que he visto que me ha llenado de verdad.
    Gracias a tí, pude conseguir construir mi blog poquito a poco a través de tutoriales, e incluso me atreví a enlazar desde allí mi tiendecita online, qué ilusión me hizo saber hacerla! con tus tutoriales.
    Pero, tras indagar por otros blogs y quemarme mucho la cabeza, me estanqué porque leí que una tienda online así no es legal, y podrían incluso multarte bien si dieran con ella, al no facturar... ni estar dada de alta. Entonces mi sueños se truncaron, "me acojoné" de tal manera que decidí quitar la tienda. ¿Se puede hacer esto que dices de crear tu tiendecilla online en un blog sin tener problemas legales? me encantaría volver a ella...es de productos digitales, nada físico... pero necesito estar informada de todo esto.

    Te agradecería que me echaras una mano. Un placer leerte siempre, te tengo archivada en favoritos para recurrir a tus tutoriales si necesito ayuda. Un beso enorme!

    ResponderEliminar

Aunque no siempre conteste todos... he de decir que me encanta recibirlos.

De verdad, me hacen tanta ilusión o más incluso que el primer día, y leo todos y cada uno de ellos SIEMPRE.

Anda, anímate y déjame uno :)